Seleccionar página

El Séptimo Chakra, Chakra de la Corona (Sahasrara).

El Séptimo Chakra es el Chakra Corona, también conocido por su nombre en sánscrito Sahasrara Chakra, que significa «mil pétalos».

Ubicación del Chakra de la corona.

Está situado en la parte más alta de la cabeza o coronilla.

Este Chakra está asociado al cerebro y al sistema nervioso, más concretamente a la glándula pituitaria y en segundo plano se asocia a la glándula pineal y al hipotálamo.

El Sahasrara Chakra es el centro de energía que nos dá acceso a los estados de conciencia superiores cuando logramos abrirnos más allá de nuestras preocupaciones personales y de nuestro yo.

Es el Chakra que nos ilumina y nos conecta espiritualmente.

Su función es ponernos en contacto con nuestro Ser Superior y con la energía del resto del universo.

Color asociado al Chakra de la Corona.

El Chakra Corona puede representarse a través del color blanco, o también de un morado oscuro.

El color del aura en este Chakra puede verse como un color oro o luz clara.

También se afirma que este Chakra en realidad no tiene color, ya que es luz, y la luz en sí misma no tiene esa cualidad.

El símbolo del Chakra de la Corona.

Está compuesto por:

-Un círculo
-Mil pétalos

Su nombre en sánscrito ya lo dice, “flor de loto de mil pétalos” y así es representado este Chakra.

El círculo o la corona son de color blanco comparándose con la luna y el reflejo de su luz y los pétalos son multicolor, como el Arcoiris.

La flor de loto es un símbolo muy importante en las tradiciones hindú y budista.

Florece en sitios oscuros, es única en su entorno debido a su belleza y, por eso, es admirada y venerada en la India.

Dioses asociados al Chakra Sahasrara.

El Chakra Corona se asocia al Dios Adi Shiva, Dios creador del cosmos que representa la felicidad, la conciencia pura y la liberación.

Ningún karma puede tocar a esta divinidad, es perfecta, divina y radiante como mil soles.

Cualquier impureza se derrite y arde en su proximidad.

De este Dios surge la pureza, la claridad, la luz, el amor y la verdad.

Este Chakra no está asociado con ningún animal.

El mantra característico para ayudar a su equilibrio es OM.

Características psicológicas y de conducta que se asocian al Séptimo Chakra:

– Conciencia de una conciencia superior, sabiduría de lo sagrado.

– Conexión con lo indefinido, lo ilimitado.

– Realización, liberación de patrones que son limitantes.

– Comunión con estados superiores de conciencia, como el éxtasis y la dicha.

– Presencia, estar en el momento presente.

El Chakra Corona está asociado con la trascendencia de nuestras limitaciones, ya sean personales o ligadas al espacio y al tiempo.

Es donde lo ilógico se convierte en norma, donde, aparentemente, los opuestos son uno.

La calidad de la conciencia que viene con el Chakra Corona es universal, trascendente.

Mientras estamos inmersos en la energía del Chakra Corona, sentimos un estado de unión feliz con todo lo que hay a nuestro alrededor, personas, lugares, situaciones…

Este Chakra permite el acceso a la mayor claridad y a una sabiduría iluminada.

Algunos describen este Chakra como la puerta de entrada al yo cósmico o al yo divino, a la conciencia universal.

Está vinculado a lo infinito, lo universal.

Desequilibrio del Chakra Corona.

Cuando el Chakra Corona tiene un desequilibrio, puede manifestarse como:

– Estar desconectado del espíritu, constante cinismo con respecto a lo espiritual y lo divino.

– En el lado opuesto, un Chakra Corona hiperactivo podría manifestarse como una desconexión con el cuerpo.

– Viviendo en tu cabeza, desconectándote de tu cuerpo y de los asuntos terrenales.

– Apego obsesivo a los asuntos espirituales.

– Mente cerrada.

Cuando el Séptimo Chakra alcanza su máximo despliegue, éste emerge a través del cuerpo físico, del ego, de la mente y la inteligencia.

Puedes pensar que ésto es sólo es asequible para monjes y gurús, pero no para una persona común y corriente con una vida normal.

Sin embargo, aún con nuestras vidas diarias tan atareadas y nuestras mentes ocupadas en 1000 cosas, podemos vivir momentos de conciencia pura.

Todos hemos experimentado ese estado en algún momento u otro contemplando, por ejemplo, la naturaleza, sintiendo un amor incondicional por alguien…

A veces no es necesario alcanzar un estado permanente de conciencia pura para poder percibir hasta dónde nos puede llevar el Chakra Corona…

¿Qué podemos hacer para liberar este Chakra?

-Gemas o Piedras. 

Como ya hemos comentado en artículos anteriores, el uso de la gemoterapia ayuda a liberar este y cualquier otro Chakra.

-El uso de prendas terapéuticas.

Para llevar las gemas es cómodo y de gran ayuda, ya que llevarlas cerca del Chakra que se quiere liberar ayuda a mover la energía en esa zona.

Las gemas asociadas con este Chakra son la Amatista y la Selenita entre otras…

En este enlace podrá encontrar más información:

Otras formas de liberar el Chakra Corona…

-La manera más importante y quizás la más poderosa para abrir este Chakra Corona es el silencio, aunque hay otras prácticas como el reiki.

-Las asanas de yoga invertidas, como la postura sobre la cabeza (Salamba Sirsasana) y la postura del perro estirándose (Adho Mukha Svanasana), ayudan a estimular la energía del Séptimo Chakra.

Cualquier postura donde la cabeza tenga que apoyarse en el suelo como la postura del pez (Matsyasana) ayuda en la liberación del Chakra.

En artículos posteriores hablaremos más en profundidad acerca de cómo liberar el Chakra Corona.

Las prendas terapéuticas GemWear  se convierten en una herramienta muy importante para ayudar en este proceso.

Usándolas al mismo tiempo para la práctica de la meditación, el Reiki, el Yoga o cualquier terapia alternativa, eleva tus sesiones, obteniendo mejores resultados en todas ellas.

Todos los individuos viajan por su propio camino, tienen su propia historia y sus propias experiencias pero, al final, todos, inevitablemente, alcanzan el mismo objetivo, la misma verdad y la misma realidad.

Sin embargo, hasta entonces es un largo viaje.

Sólo aquellos que, deliberadamente, siguen el camino espiritual a lo largo de su vida con coherencia y disciplina, consiguen llegar.

Aquellos que buscan la felicidad en el mundo externo, pierden el camino.

La felicidad eterna y verdadera se encuentra dentro de nosotros y no fuera.

En el mundo occidental estamos acostumbrados a encontrar la felicidad en lo material, creemos que un mejor trabajo, un mejor coche o que nos toque la lotería nos va a traer la felicidad plena y que se terminarán nuestros problemas…

No es así, la felicidad sólo la podemos encontrar dentro de nosotros mismos y, hasta ese momento, toda búsqueda será inútil.